MUSEO HISTÓRICO DE TEPOZTLÁN

El Museo de Historia de Tepoztlán se localiza en la planta alta del Exconvento, en las celdas del corredor poniente. Inaugurado el 26 de noviembre del año 2000, consta de cinco salas de exhibición en las que el visitante puede conocer diversos aspectos de la historia y la cultura de los pueblos que habitan el hoy municipio de Tepoztlán, Morelos.

 

En 1993 el INAH inició la restauración del Exconvento de La Natividad y su habilitación como Museo y Centro de documentación Histórica. El proyecto integral quedó bajo la dirección de la etnohistoriadora Marcela Tostado Gutiérrez, académica de esta institución. Había que definir, para empezar, ¿para qué y para quién un museo? La trayectoria histórica y la personalidad social de los habitantes de Tepoztlán hacían imposible concebir un museo que no fuera creado con la comunidad y desde la comunidad, y no por encima de ésta. Se decidió entonces que el contenido del mismo fuera determinado por los resultados de una encuesta que, respondida por 800 familias tepoztecas, aportó los temas más significativos en la memoria colectiva, íntimamente vinculados con su identidad cultural.

 

Cabe señalar que la encuesta arriba mencionada también evidenció la escasa información que la población posee acerca de su pasado: éste se desdibuja, constituye un antes carente de fronteras y referencias precisas, una especie de inconsciente colectivo altamente nutricio, del que emergen símbolos en los que este pueblo ha fincado su fuerte identidad.

 

Para los tepoztecos la Historia adquiere sentido si es capaz de explicar el origen de su forma de vida, de su patrimonio común, de sus tradiciones y creencias; por lo tanto, sin desconocer la importancia de los grandes acontecimientos históricos y su impacto en la vida de los pueblos, el museo destaca, ante todo, el devenir de la cultura local. El marco conceptual de este museo tomó como referencia la historia cultural (antropología con profundidad histórica), o etnohistoria y buscó plasmar las emociones, los valores, sentidos y significados vigentes en la mentalidad de los tepoztecos.

 

El museo nació así en un marco institucional, en el contexto de la Nueva Museología, y orientado en gran medida por la población local. Este museo evita la visión centralista de la historia que enfoca las historias regionales o locales como mero reflejo o consecuencia directa de la historia estatal o de los acontecimientos verificados en los grandes centros de poder, desvalorizando la dinámica particular de las pequeñas comunidades; por ejemplo, aplicando periodizaciones o categorías de análisis que no corresponden ni a los procesos ni a los tiempos de las diferentes localidades. Intenta en cambio, y en la medida de lo posible, partir de la microhistoria local, destacar lo propio, la propia creatividad frente a procesos culturales homogeneizadores.

 

El Museo Histórico de Tepoztlán es, ante todo, un museo desde los tepoztecos para sus nuevas generaciones. Busca también compartir con el visitante la manera de vivir, pensar y sentir de este pueblo, sensibilizar su estancia en la población visitada.

 

Previas a la creación del museo, se llevaron a cabo una serie de exposiciones temporales, en ocasiones sugeridas y montadas por la propia comunidad, en las que se exhibieron objetos antiguos aportados en calidad de préstamo por los habitantes de Tepoztlán. Con ello se obtuvo un inventario de piezas susceptibles de integrar más tarde la colección definitiva del museo histórico. El resultado más significativo de estas exposiciones, documentadas con testimonios orales, fue la autoconstrucción de la imagen que diversos grupos de la comunidad guardaban de sí mismos.

 

El museo quedó estructurado en cinco grandes unidades temáticas con diversas profundidades históricas: la sala I: Hábitat y población, documenta las características geográficas del entorno y la manera en que los habitantes se han relacionado con éste, transformándolo en un paisaje cultural. La Sala II documenta la economía de sus pobladores a lo largo de la historia. La sala III narra los cambios en la vida cotidiana y sus escenarios a través del tiempo, la Sala IV ilustra los cambios en la mentalidad, a través de la historia religiosa y, finalmente, en la Sala V pueden observarse aspectos de las múltiples fiestas: las danzas y la música que acompañan el nutrido calendario religioso de los habitantes de Tepoztlán.

 

La colección del Museo, en su mayor parte etnográfica, está integrada por objetos donados por la propia comunidad; algunos incluso en uso hoy en día (salen y vuelven a las vitrinas); convirtiendo este espacio en un museo vigente, vivo. Se trata, en su mayoría, de objetos empleados por los abuelos y bisabuelos en su vida diaria: herramientas de trabajo, utilería doméstica, objetos rituales, instrumentos musicales, indumentaria y trajes de danzas, fundamentalmente. La colección, por lo tanto, no se rige por criterios de excepcionalidad ni estéticos, y más que buscar el aprecio de la pieza en sí, la ubica en su contexto, es ahí donde cobra significado.



MUSEO Y CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA EX CONVENTO DE TEPOZTLÁN- ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2017

Envila y No Reelección Centro CP 62520, Tepoztlán, Morelos Tel. (739) 395 0255

  Comentarios sobre este sitio de internet                      Mapa del sitio





MUSEO Y CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA EX CONVENTO DE TEPOZTLÁN-
ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2017



MUSEO Y CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA EX CONVENTO DE TEPOZTLÁN- ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2017

Envila y No Reelección Centro CP 62520, Tepoztlán,

Morelos Tel. (739) 395 0255

  Comentarios sobre este sitio de internet

Mapa del sitio

MUSEO Y CENTRO DE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA EX CONVENTO DE TEPOZTLÁN- ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2017

Envila y No Reelección Centro CP 62520, Tepoztlán, Morelos Tel. (739) 395 0255

  Comentarios sobre este sitio de internet

Mapa del sitio